sábado, 12 de julio de 2008

¿DIOS CREO EL MAL?

Un profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta:

- ¿Dios creó todo lo que existe?


Un estudiante contestó valiente:

- ¡Sí lo hizo, Dios creo todo, si Señor! - respondió el joven - ,


El profesor contestó:- ¡Si Dios creó todo, entonces Dios hizo el mal.

Pues si el mal existe y consideramos que es un reflejo de nosotros mismos, entonces Dios es malo.
El estudiante se quedó callado ante tal respuesta y el profesor feliz se jactaba de haber probado una vez más que la fe cristiana es un mito, algo no cierto.
Otro estudiante levantó su mano y dijo:

- ¿Puedo hacer una pregunta, profesor?

Por supuesto! - respondió el profesor-.


El joven se puso de pie y preguntó: Profesor, ¿existe el frío?
¿Qué pregunta es esa? por supuesto que existe, ¿acaso usted no ha tenido frío?- respondió el profesor-.
El muchacho respondió: de hecho señor, el frío no existe según las leyes de la Física, lo que consideramos frío es en realidad ausencia de calor; todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía; el cero absoluto es la ausencia total y absoluta de calor.

Todos los cuerpos se vuelven inertes, incapaces de reaccionar, pero, ¿el frío existe? Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor, y,
¿Existe la oscuridad? -preguntó el estudiante-,
El profesor respondió: por supuesto,
El estudiante contestó nuevamente: se equivoca señor, la oscuridad tampoco existe. La oscuridad es en realidad ausencia de luz, la luz se puede estudiar pero la oscuridad no, e incluso existe el prisma de Nicol para descomponer la luz blanca en varios colores en que está compuesta con su diferencia en longitudes de ondas; la oscuridad no, un simple rayo de luz rasga las tinieblas e ilumina la superficie donde termina el haz de luz, ¿cómo puede saber cuán oscuro es un espacio determinado con base en la cantidad de luz presente en ese espacio? no es así; oscuridad es un término que un hombre ha desarrollado para describir lo que sucede cuando no hay luz presente.

Finalmente, él joven preguntó al profesor: ¿existe el mal?
Por supuesto que existe- contestó el profesor-, como lo mencioné al principio vemos violaciones, crímenes y violencias en todo el mundo; esas cosas son del mal.

A lo que el estudiante respondió: el mal no existe señor, o al menos no existe por sí mismo, el mal es simplemente la ausencia de Dios, es igual a los casos anteriores es un término que el hombre ha creado para describir esa ausencia de Dios, Dios no creó al mal, no es como la fe , el amor que existe, como existen el calor y la luz, el mal es el resultado de que la humanidad no tenga a Dios presente en sus corazones, es como resulta el frío cuando no hay calor, o la oscuridad cuando no hay luz,
Entonces el profesor luego de asentir con la cabeza, se quedó callado.

El nombre de aquel joven era…….. Albert Einstein

3 comentarios:

jorge dijo...

muy buen articulo, te felciito. a la vez pregunto, como lograstes conseguir este articulo??. sino es mucha molestia, favor de mandarmelo ah, coki78@latinmail.com gracia sy bndciones.

Rogelio Fontana dijo...

Che ¿y no es mal que la gente pierda sus hogares o se muera debido a catástrofes naturales o enfermedades? O los que nacen malformados o débiles mentales... Será que son pecadores y se lo merecerían. Si el mal sólo está en el corazón del ser humano, entonces eso es Bien. Entonces ¡Bien hecho Dios! Haces bien en quemar con la hirviente y llena de luz lava del volcán a la gente pecadora, o dejar sin hogares a los inundados.

Ahh, perdón ahí aparece donde Dios pone a prueba... Entonces una violación podría ser una prueba también impuesta por Dios.

Estoy perdido, soy medio corto de cabeza. Veo muchos cabos sueltos.

Rogelio Fontana dijo...

Lo que quiero decir es que el mal existe, y lo inventó Dios porque es necesario. Así como las plantas necesitan de la luz del sol también necesitan de la oscuridad de la noche para vivir, al igual que nosotros. Considerar al mal y al bien no es tan sencillo, la apreciación del hombre llena de subjetividad nunca va a poder comprender la magnificencia de Dios en su creación, que es perfecta realmente, pero puede ser percibida como imperfecta hasta para el más sagaz de los teólogos o sabios. No tiene sentido explicar la realidad perfecta creada por la infinita omnipotencia de dios, con el ojo humano lleno de error, subjetividad, prejuicio, vanidad, idolatría por lo banal e intrascendetalidad metafísica. Considero que es un pecado y una falta de respeto a la inteligencia de nuestro creador.